La madre de todos los cubanos

'La República', Capitolio de La Habana.

‘La República’, Capitolio de La Habana. (WIKIPEDIA)

 

El día que la madre de J. moría en La Habana,  sin que él pudiera estar a su lado, la madre de O. tomaba un avión en esa misma ciudad con destino a Estados Unidos, iba a encontrarse con su hijo tras más de dos años de separación. J. lloraba a su madre en España, porque no pudo verla por última vez, y O. sonreía a su madre en EEUU, porque la veía nuevo. Yo pienso en mi madre. En La Habana también. Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo My life in (S)pain, Notas de exilio, Personal, Política y mente

Soy una planta tropical en un invernadero de Madrid

Jardín botánico de Madrid. (Foto: L. Placencia)

Soy una planta tropical en un invernadero de Madrid. Siempre necesitaré del cálido sol y las buenas temperaturas. Siempre necesitaré del afecto, la dulzura y el mimo de un jardinero experto que sepa cómo tratar mi naturaleza. Puedo vivir toda la vida dentro de este microclima, pero no soy de aquí. Nunca seré de aquí. Tengo sueños y pesadillas con mi lugar de origen. Lo deseo y lo rechazo. Lo anhelo y lo desprecio. Lo amo, pero no lo odio; odio todo lo que me aleja de sus márgenes. Y lo peor es que, quizás, si me trasplantan allá, en mi tierra natal, no evolucione bien después de tantos años fuera, y me marchite. Soy una planta cubana en un invernadero de Madrid. No sé cuánto tiempo viva tras estos cristales, pero de algo estoy segura, viva donde viva, necesito que se respire libertad en el aire.

Lien C. Lau, My life in (S)pain, marzo de 2015.

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

Gestos comunes de internet

Ilustración de Asaf Hanuka.

Ilustración de Asaf Hanuka.

El detalle de un escote apretado en 500 x 345 píxeles junto a la frase: «Hola que tal?» [sic]. Esa imagen encierra nuestro tiempo. Son los pechos de nuestra era de exhibicionismo digital. Las tetas internautas que saludan no sólo al presente, sino también al futuro, “inmortalizadas” para siempre en  un tuit, pero ¿será Twitter “inmortal”?  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Vida Digital

Orgasmo histórico

El rey abdica y tú:

pensando

en las piernas de una mujer mundana.

 

El rey abdica y en tus ojos

se proyectan alas

la poesía se levanta sin bragas

ella te fuma en una bocanada

tú la aspiras como si nada.

 

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía

Siete años ‘sin patria pero sin amo’

Foto: Lien C. Lau, 2014.

Nunca olvidaré el 8 de septiembre de 2007. Hace siete años tomé un avión desde Cuba hacia España. De la ficción de una isla totalitaria a la realidad de un país democrático. Pero a la vez, me convertí en ficción para quienes era realidad: mi madre, mi familia, mis amigos, mis colegas, mis coterráneos.  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo My life in (S)pain, Notas de exilio, Personal

Cuando se trata de Cuba, ese dolor crónico

Víctimas del crimen del Remolcador 13 de Marzo, La Habana, Cuba, 1994.

Víctimas del crimen del Remolcador 13 de Marzo, La Habana, Cuba, 1994.

 

El mar para los cubanos es libertad y cementerio

Hace 20 años, un día como hoy, 37 personas que querían ser libres terminaron asesinadas en el mar a manos de quien debía protegerlos: su propio gobierno.

El Remolcador 13 de Marzo, la embarcación en la que escapaban de la Isla, fue hundida impunemente por trabajadores del puerto de La Habana bajo las órdenes del régimen castrista. Por cubanos como ellos. Que luego fueron tratados de “héroes” por la dictadura.  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Notas de exilio, Política y mente

Sueños de la madre y la hija

Día de la Madre

Madrid, 11 de mayo de 2014, 10:32 am.

Desperté sobresaltada. Tuve una pesadilla con mi madre. Casi nunca cuento esas pesadillas. Ni a mi pareja, que se despierta, me mira y me abraza. «Es sólo un mal sueño». Pero no lo contaré. No puedo impedir que surjan esas cosas que convierten un sueño en pesadilla. No puedo “no soñar”.

No pude hacer nada el año pasado cuando mi madre caminaba frente a la tienda Isla de Cuba, el asfalto estaba roto, y resbaló. No pude hacer nada que no fuese llorar cuando supe que estaba accidentada, tendría que operarse de la vista y yo no podría estar ahí para cuidarla porque mi condición de inmigrante irregular, ilegal, irreal… me impide salir de España.  Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo My life in (S)pain, Notas de exilio, Personal