(Imagen: Lázaro Saavedra)

La mañana del viernes pude leer la noticia –que no es noticia ya, en la medida que se hace cotidiano- de otra exposición cubana censurada en La Habana. Ahora ha sido en espacio Aglutinador.

Al parecer la supuesta presencia de dos disidentes cubanos como espectadores fue el detonante de tal decisión. Hoy tendría lugar la mencionada muestra que ya no será más que otra ‘mala muestra’ de lo que sigue pasando en Cuba.

Ahora recorren por vía mail unos cuantos mensajes desde Cuba y de algunos cubanos residentes fuera, apoyando a la artista Sandra Ceballos, pero esto ya me sabe a historia repetida, a esos tristes chanchullos cubanos que terminan en la nada, a ese Ministerio sordo, tan sordo como sus funcionarios, a esos artistas ingenuos, a ese deseo de jugar con la cadena, y el mono mofándose constantemente de todos…

Amén de que sigo preguntándome: ¿y el arte? Preguntas similares se hacen otros también.

Pero todavía el arte cubano puede, al menos, hacerme sonreír. Quizás sea un poco de sentido del humor lo que les falte a muchas autoridades cubanas, pero seguro seguro, que de lo que carecen completamente es de sentido común.

Mientras el enredo continua, y la gente en Cuba se siente machacada, y el arte y la política tienen otro nuevo encontronazo, y yo termino mi arroz congrí -nostalgia gastronómica-, es un poco tarde,  ya lo sé, pero no lo puedo evitar, estoy rodeada del arroz con fríjoles cubanos… Lo mejor será nos ríamos un poco (para no llorar) con el arte cubano y yo terminé esté post antes de que se me quemen los fríjoles:

Donde pongo el ojo, pongo la nota con aguardiente, por Lazaro A. Saavedra González*


Yo no creo en nada, pero por curiosidad fui a ver a un babalao que trabaja la Regla de Ocha digital y le pregunté quien había escrito la nota del Consejo Nacional de las Artes Plásticas, y me ha dicho:


«…dice Orula que la nota se escribió desde una computadora en la sesión de un usuario llamado manelo, el 16 de octubre a la 01:06 pm., con el desactualizado word del microsoft office 2003. El usuario editó por segunda vez un fichero titulado: “nota de la Asociación de Artistas Plásticos de la UNEAC que originalmente contenía un párrafo, con cuatro líneas, ciento cinco palabras y cuya autoría pertenece a otro usuario llamado Ministro y…»


¿Quieren saber más? Paguen… To’ el mundo sabe donde localizarme cuando les hago falta para algo, ¡y voy a cobrar caro! ¡Que la vida esta muy dura! A mí me importa tres pitos Aglutinador y el Consejo, no creo ni en arte, ni en política. Nada mas creo en mi santa madre y en el dinero. La vida me ha enseñado que lo único que vale en este mundo es el dinero. Lo mío es encaminar a mis hijos.


PD: De más está decir que si van a venir, traigan euros. No quiero dólar porque es la moneda del enemigo, no quiero cuc porque es la moneda de los nuevos ricos, ni quiero peso cubano porque es la moneda de los nuevos pobres. Quiero euros, porque Europa es el futuro.
www.ningunlugar.com

_________________________________________________________________________________________________________________
*El texto de Saavedra está circulando por correo eléctrónico y es otro de los buenos ejemplos del humor en el arte cubano.

Anuncios