Escribamos una negación.
Tú y yo masturbándonos.
Uno frente al otro.
Sin tocarnos.
Mirándonos.
Escribamos una historia donde neguemos que queremos sentirnos.
«No me folles, no me folles, no me folles».
Y te corres oyéndome negar. Escuchando mi deseo: «No te deseo». Mientras mi cuerpo, mis manos y la herida feliz que llevo entre las piernas dicen lo contrario.

No quiero que me mires el escote, no quiero que tu mirada naufrague en la redondez de mis senos, no quiero que tus ojos caigan, como cuentas de collar roto, sobre mi pecho. No me mires las tetas. No las acaricies con los ojos. No frotes tus pupilas en mis pezones. No me interrogues con la mirada. Mis senos tiemblan de miedo, erizados, compactos, en formación de guerra. Hirviendo, apretados, en barricada de sujetador.
«No me folles».
Ignórame o hazme el amor.

Lien C. Lau, Madrid, 2010. De Sex Machine, libro en proceso.