La vida que está por llegar

con el cruce del día con la noche,

el hombre que tropezará contigo

en una esquina X del mundo,

la mujer que te brindará sexo

y la lluvia

que romperá los cristales

están esperando por ti

en un espacio transparente.

Mientras, tú haces planes,

crees en una vida cuadriculable,

piensas que el camino se hace

con listas de necesidades.

El camino está ahí,

y dentro de él

una mariposa se detiene

sobre una pared de textos,

al centro de ese muro invisible

que cuestiona la vida,

como un gran absurdo,

parecido a ese aleteo

que nunca sabremos

si es la causa o efecto

de algún distante tsunami.

 

 

Lien C. Lau, La Habana, 2007.

Anuncios