No son todos los que están, pero aquí están reunidos muchos creadores que han reaccionado desde las artes visuales a los últimos sucesos que sacuden Cuba, tras las protestas del 11 de julio. En DIARIO DE CUBA recopilé algunas de esas imágenes que pueden verse en internet. Aquí el recuento:

En Cuba Eisbel Acosta publica en su cuenta de Facebook la que es (en mi opinión) la mejor síntesis gráfica del #11JCuba. Nuestra bandera renació ese día, a pesar de la represión. Como muestra otra obra de Acosta donde Cuba es una tonfa ensangrentada tras las protestas. Dos diseños que sintetizan ese día sin precedentes en 62 años de dictadura.

  • Diseño de Eisbel Acosta.
  • Diseño de Eisbel Acosta.

El pintor Alejandro Ulloa también plasma la violencia del 11J en un lienzo titulado “La isla del terror”. En él retrata a algunos de los rostros protagonistas de imágenes ya icónicas, como la del joven Rolando Remedios, quien fue detenido en el Capitolio habanero y su foto se hizo viral, captado por AFP. De esa misma agencia internacional es el fotógrafo que fue golpeado mientras hacía su trabajo ese día, también presente en el cuadro de Ulloa.

'La isla del terror', Alejandro Ulloa.

Camila Ramírez Lobón es otra artista que trabaja el arte político desde Cuba. Una de sus piezas recientes es “Reinvolución”, de la serie Epizootia presentada su columna de Hypermedia Magazine. En el dibujo Lobón retrata la “evolución” del mono al represor o ¿es al revés?

"Reinvolución", Camila Lobón.

Hacer arte político desde el diseño y la creación digital, este es el caso de Julio Llópiz-Casal, quien ha realizado una serie de “Aforismos ensartados” donde destacan los juegos de palabras. En “Vamos Bi(d)en” el artista llama la atención sobre las relaciones entre Cuba y EEUU utilizando una frase de la propaganda castrista.

Llópiz-Casal no tiene piedad con ningún bando político para decir lo que piensa: “La derecha no perdona y la izquierda decepciona”.

“Están poniendo sus agendas políticas por delante de los derechos aplastados de gente desamparada desde todos los aspectos. (…) Están justificando que el Estado cubano imponga su libertad y sus derechos, a precio de destruir la libertad y los derechos de un pueblo. Ustedes no parecen de Izquierda, parecen el Neoliberalismo de la Moral”, escribió junto a la imagen, publicada en Instagram.

Siguiendo la cuerda del diseño está “Free Internet Now. Tell Biden”, un par de imágenes publicadas por la página Sr. Corchea en Facebook, detrás de la cual está la curadora cubana Elvia Rosa Castro. Con una gráfica muy limpia, apuntan a internet como el eje central del #SOSCuba. La conectividad le ha dado voz a los cubanos y los ha hecho escucharse entre ellos, haciendo posible que las protestas salten de internet a las calles.

También es un llamado a la Administración Biden, que ha estado trabajando en un plan para tratar de proporcionar a acceso a internet seguro a los cubanos, pero de momento el único proveedor es la estatal ETECSA, que realiza sistemáticos cortes del servicio para censurar el acceso a la información. Como ocurrió los días posteriores al 11J.

El pintor Richard Somonte Llerena, residente en Madrid, también ha mostrado en una obra el tema de las relaciones entre ambos países con “Ponle corazón”, una pintura inspirada en el mural del artista ruso Dimitri Vrubel titulado “Dios mío, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal”, y pintado en 1990 sobre el muro de Berlín.

“Cuba es el muro de Berlín del comunismo contemporáneo”, escribió el creador en Instagram, donde publicó el cuadro.

‘Ponle corazón', Richard Somonte.

Otro creador que ha realizado carteles es Enfori García. En “Free Osorbo” sintetiza el apodo del rapero del Movimiento San Isidro (MSI) con las esposas que hoy lleva, ya que actualmente en prisión.

El artista Ángel Delgado ha hecho una versión de una obra suya para pedir la libertad de Maykel Osorbo, Luis Manuel Otero Alcántara y Hamlet Lavastida, creadores encarcelados en Cuba arbitrariamente, en un intento del régimen por acallar las voces críticas que inspiran tanto al gremio del arte como a la ciudadanía en general.

La artista Sandra Ramos ha creado “Dialogo Imposible: Debate Cubano.2021”, una instalación participativa, “en referencia a la polarización en los enfrentamientos virtuales en las redes sociales”, expresó la creadora en su perfil de Facebook.

En el caso de Cuba las redes sociales han asumido el papel de mediadores de comunicación entre la población y los sucesos de la política, la disidencia y la vida cotidiana que no encuentran espacio de reconocimiento y debate en la prensa oficialista. Estos teléfonos y tabletas de arcilla están inspirados en las tabletas de disputas Sumerias que son las batallas de palabras más antiguas de la humanidad de las que tenemos registro escrito”, señaló la creadora residente en Miami.

Otro artista movido por la solidaridad es Raychel Carrion, con una obra en blanco y negro dedicada al creador Hamlet Lavastida, en lo que parece ser la sala de interrogatorios de Villa Marista, donde lleva más de 45 días detenido después de que regresara a la Isla tras una beca en Berlín. Se le acusa “incitación a delinquir”, pero en realidad su delito es ser libre en un país que no lo es. Pensar diferente, ser luz en la oscuridad.

El humor no puede faltar también en el arte. Una viñeta publicada en Facebook del Premio Nacional de Artes Plásticas Lázaro Saavedra recrea lo que ocurre cuando adiestras a un loro a decir “Batista da palo” y el resultado no es el esperado…

También están las irreverentes viñetas del humorista gráfico Alen Lauzán, realizadas para DIARIO DE CUBA. En “Cuba es un eterno ‘DiazCanelSingao'” el caricaturista recurre a la historia y usa una de las consignas más gritadas por los manifestantes del 11J, mientras que en “Ahora sí vamos a construir el sadomasoquismo” pone el foco en la violencia policial.

Erik Ravelo ya nos tiene acostumbrados a sus imágenes impactantes que mezclan realidad y ficción. Esta vez le da un toque surreal a la caravana oficialista realizada el pasado 5 de agosto en el Malecón habanero con una imagen que titula “Dracarys”, donde el fuego de un dragón ataca a los participantes.

En tanto, el fotógrafo Geandy Pavón despliega una serie de fotografías manipuladas donde Díaz-Canel es el protagonista. Lo mismo en el “trabajo voluntario” que en actitud cariñosa con su esposa Lis Cuesta mientras un policía los mira en pose lasciva. En blanco y negro y apropiándose de iconografía revolucionaria, Pavón echa mano de la ironía y el humor como crítica desde Facebook.

Tras el 11J también cogieron vuelo los rumores sobre su muerte de Raúl Castro tras el fallecimiento de seis militares cubanos. Una imagen titulada “Highway to hell”, del diseñador gráfico venezolano Jesús Mendoza lo resume. En ella Raúl Castro está en hospitalizado y le rodean el Che Guevara, Chávez y Fidel Castro, estos dos últimos juegan ajedrez. Parecen esperar al dictador, que con 90 años ha presenciado unas revueltas populares más multitudinarias desde que el castrismo llegó al poder.

Cierro este recuento con una obra, que si bien el creador lleva un tiempo trabajando en ella, es ahora que la ha dado a conocer: se trata de ‘Singáisimo en Jefe’, un cómic de Yimit Ramírez que tiene a Fidel Castro como protagonista.

“Este cómic tiene la misión de recolocar esta oscura figura en el lugar que le corresponde en la historia. De exorcizar ese demonio. De servir de antídoto a esa parte del pueblo que aun está zombificada”, escribió el creador en Facebook.

Son muchos más artistas, y seguirán sumándose otros creadores. La chispa que avivó el MSI, y sus acciones que mezclan activismo y arte desde el corazón de la cultura popular: el barrio, ha prendido en el gremio artístico cubano, que hoy se suma con arte al llamado de #SOSCuba y #PatriayVida, por una Cuba libre y democrática.

PD. Continuará…