Buscar

La china fuera de la Caja

Arte, Literatura, Cuba y todo lo demás…

Etiqueta

En proceso

Tengo un silencio atragantado en la garganta

 Me, Madrid, 2011.
Hay días en que estamos tan tristes  —días en que no tienes ni espacio ni tiempo para llorar—, que hasta la tristeza se pone triste. Hay días de dolor y cal, de silencios incómodos y olores intensos. Días de latidos intensos, de agotamiento, y de que mi rostro se vea más viejo.   Seguir leyendo “Tengo un silencio atragantado en la garganta”

Anuncios

La película de lo que (no) es tu vida

‘Le temps detruit tout’ (El tiempo destruye todo). Fotograma del filme francés ‘Irreversible’ (2002)

 

Fotograma, del inglés frame. Marco para delimitar esa vida (i)limitada del cuadrante  ⎯¿hacia dentro o hacia fuera?⎯. Nos perdemos en cajas cóncavas, estamos en viajes distintos. Cada uno en su fotograma.

Escucho a Lecuona y recuerdo el xilófono del metro, el músico que lo tocaba era malo. Se iba muy rápido de ritmo para acabar en golpes machacadores. Daban ganas de llamar a la Federación contra el Maltrato Instrumental (que no sé si exista).

El frío me cala aún. El frío, mi callado enemigo. Llegó la primavera, un poco. Pero aún no ha aflorado al exterior de mi piel. La primavera creció hacia dentro y creó bosques tropicales, selvas amazónicas, imposibles montañas del centro de mi cuerpo. Seguir leyendo “La película de lo que (no) es tu vida”

La negación

Escribamos una negación.
Tú y yo masturbándonos.
Uno frente al otro.
Sin tocarnos.
Mirándonos.
Escribamos una historia donde neguemos que queremos sentirnos.
«No me folles, no me folles, no me folles». Seguir leyendo “La negación”

Dolly, (no) cry

Muñequita sin ropas y acostada. Una música tristísima se deja caer a través de la radio. Se escurre por las bocinas como lágrimas. Siempre lágrimas.

Érase una vez una muñeca que lloraba sin parar. Una muñeca que estaba prisionera dentro de su propio cuerpo. Los sentimientos no podían salir y ella quería gotearlos como si los ojos fueran nubes, plomizas nubes de otoño. Seguir leyendo “Dolly, (no) cry”

La Patria

A la edad de doce años Muñequita sabía que el mundo era un lugar grande, complejo, que Amada, su madre querida, no era una burguesa adinerada que podía satisfacer todos los gustos de la caprichosa niña. Amada era sólo una trabajadora de un país en Revolución.

País, las islas no deberían ser llamadas país.

Patria: tú deberías ser mi patria, pero un hombre no puede ser el país de una mujer ni de nadie, un hombre es sólo el país de sí mismo. Un hombre sólo puede amar y construir una casa sobre la patria que cada uno es.

Yo soy mi propio país. Isla-mujer con soledad de límites. Litoral que me distingue de este océano humano.

De la serie ‘El libro de Muñequita’, en proceso. Lien Carrazana Lau. 2008.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑